Follow me.

sábado, 2 de julio de 2011

Pride

Hubo una vez en esta pequeña dimensión que todos conocemos, un caso, un hecho, una persona, que bueno, pocos saben su historia pero todos lo califican de malo, hasta se ha llegado a decir que surgio de la mismísima caja de Pandora.

Paso a contarles sin muchas energías o detalles el caso, puede pasar que alguien sepa mas sobre este mito, de ser así, agregar y corregir, y seguir difundiendo:

-Que tal pequeño niño? Dijo aquel no tan mayor jovenzuelo que pasaba quebrando hojas por el patio de aquella ciudad. -No me llames pequeño, que estoy harto, he dicho. -Como quieres que te llame cuando apenas abres tus ojos, tal como si fueras un recién nacido. -Ese es su tamaño normal. 

El extraño continuo su camino, mientras el neonato observo desde la distancia hasta que sus pestañas nublaron tanto su vista como para dejar la silueta de aquel en el olvido para siempre.
Y así continuó su lectura, y así se sumergió en la soledad.
Así, olvidando la forma de quien pasaba a su lado con el fin de hacerle notar que algo estaba mal, excusándose ante todo lo que fuese critica o intento de... y todo por no abrir los ojos.

Vale aclarar que aun sigue allí, incapaz ya siquiera de leer, pero con sus ojos fijos en ese libro, ignorando y refunfuñando.

Ya no lo llaman niño... sino Orgullo.



1 comentario:

Lucia Win Peace dijo...

Me gusta. Esta muy bueno lo que dice. besos festti :)